• Margarita

medicina alopática y medicina tradicional alternativa

La Medicina Alopática se basa fundamentalmente en tratar enfermedades a través de drogas que actúen por el mecanismo de los contrarios. Esto es: si hay gripe, se suministra antigripal; si hay fiebre, antifebril; si hay inflamación, se medica con un antiinflamatorio. La medicina oficial basa su tratamiento principalmente en la dolencia que aqueja el paciente. Se enfoca más en la enfermedad y no tanto en el enfermo. En este sentido, se considera que es mecanicista y regionalista (hace foco en la región anatómica del problema). Frente a una dolencia determinada plantea prescribir tratamientos consensuados para esa patología prescindiendo del enfoque individual que atañe al paciente un contexto integrativo. Por ende, en la medicina alopática podrá haber 10 pacientes asmáticos que son tratados todos con el mismo esquema terapéutico.



Por otro lado, están las Medicinas Tradicionales, Alternativas y Complementarias conocidas con la sigla de MAC. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) son la Fitoterapia, La Medicina Naturista, La Medicina Tradicional China, la Medicina Ayurveda. Las MAC plantean un enfoque más integrista y sostienen que no hay enfermedades sino enfermos. Por eso, en un abordaje a un tratamiento con cualquiera de las MAC, podremos ver que; para 10 pacientes hipertensos, o diabéticos o asmáticos; habrá seguramente 10 tratamientos diferentes.


Las MAC trabajan en los aspectos preventivos del paciente, orientando en dietas, calidad de vida, actividad física…El paciente pasa a ser “haciente” y protagonista porque deja de ser pasivo. ¿Por qué los enfermos que no tienen resultados con la medicina alopática recurren a las MAC?


MITOS Y DUDAS DE LA MEDICINA ALTERNATIVA Y TRADICIONAL


Existen mitos y dudas respectos a las Medicinas Alternativas. Uno de los principales es el que considera que las MAC no cuentan con suficiente sustento científico. Este es un gran error. Las plantas y fitomedicamentos cuentan con prestigiosas revistas especializadas en la temática para la publicación de sus trabajos. Además, la Biología estudia el ser vivo y la naturaleza, estudia su funcionamiento desde el nivel atómico, celular, molecular…hasta el nivel ecosistema. Es decir, para llegar al conocimiento actual que tenemos en medicina y farmacia, es fundamental esta investigación basándose en el ensayo-error. Por tanto, ya sabemos que la medicina y la industria farmacéutica se basan en estos principios que rigen el funcionamiento del mundo natural. Los medicamentos se basan en principios activos naturales cuya eficacia ha sido demostrada.



Ácido salicílico para la inflamación? Gracias Sauce blanco. La aspirina se sintetizó gracias a tu corteza.

Paclitaxel para el cáncer? Gracias tejo

Morfina para el dolor? Gracias adormidera.


La gente cree que si los tratamientos no los comercializan los laboratorios más importantes es porque estas “medicinas” no actúan. Esto es un error puesto que los laboratorios más importantes no comercializan ciertos productos porque no se pueden patentar. Una planta es patrimonio de la naturaleza y, por ende, no la puede apropiar un laboratorio. Por eso, los laboratorios comercializan productos que pueden sintetizarse ya que eso equivale a una patente médica y las regalías que ello conlleva.


También hay otro mito que sostiene que “las plantas se emplean en problemas triviales (patologías simples) solamente.” Si bien es un mito, puede contener algo de verdad ya que muchas plantas (en forma de infusión) son indicadas en patologías menores (cólicos digestivos, sedantes menores…). Sin embargo, en forma de fitomedicamentos ya se encuentran en primer o segundo lugar de la opción terapéutica (próstata, varices, dermatitis, hepatoprotección, etc). Asimismo, de las 10 drogas para el cáncer más empleadas por la medicina oficial, 5 derivan del reino vegetal (vincristina, vinblastina, etoposide, tenopósido, taxol) como otras tantas.


Por otro lado, una de las dudas fundamentales tiene que ver con el nivel de eficacia de la MAC para curar. Muchos fitomedicamentos son primera elección en patologías convencionales. Quizás, a modo de generalizar el panorama, podemos decir que los medicamentos fitoterápicos tienen una alta eficacia en procesos crónicos y no tanto en situaciones agudas. En cambio, los productos químicos suelen ser muy eficaces en patologías agudas (antibiótico, analgésico) pero no tanto en enfermedades crónicas (donde su prescripción puede generar efectos colaterales importantes).


Por tanto, ambos tratamientos deben ser, al menos, complementarios. La Medicina Alopática no debe ser omnipotente ni tampoco las MAC.

26 vistas

© Since 2018 by Margarita. Apicultura Natural. margaritacosmeticabio.com

información legal - uso web
  • Youtube Icono
  • Facebook Icono
  • Instagram Icono